martes, 12 de enero de 2016

Promesa


Ahora lo sé. Transité media vida luchando a lomos de un caballo llamado dignidad sintiéndome indigna.

Ahora lo sé. Transité media vida siendo inmensamente amada y sintiendo que me faltaba amor.

Hoy renazco. Y entiendo, por fin entiendo. 

Y me comprometo a no responder nunca más con un gracias a un te quiero. 
Y a quererme, para vestirme la verdadera dignidad.

1 comentario:

  1. Esa es la actitud sana y correcta para vivir en equilibrio y en paz.
    Te felicito por la entrada.
    Muchos cariños
    mar

    ResponderEliminar